Luis Ángel Maté no tuvo una jornada afortunada. Su octava presencia en la Flecha Valona se vio truncada por una caída a poco más de 30 kilómetros para el desenlace. Varios corredores se fueron al suelo y se provocó un corte en el pelotón. El marbellí intentó volver a enlazar con los favoritos, pero no fue posible. La victoria fue para Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) que superó a Fuglsang en los últimos metros. Por su parte, Herrada, mejor clasificado de Cofidis entró 24º a 38″ del francés. Al cruzar la meta, Maté lamentó no haber podido ayudar al final a sus compañeros:

«Las sensaciones han sido muy buenas. Me he sentido bien durante todo el día pero al final me he cortado en la caída de Pozzovivo. Se iba muy rápido y ha sido imposible volver a enlazar. Nuestro objetivo era lograr un buen resultado con Herrada, Pérez o Simon, que también se vio cortado conmigo en la caída. Creo que trabajamos bien aunque no tuvimos fortuna. Ahora a recuperar y a pensar en la próxima, la Lieja-Bastoña-Lieja».