Luis Ángel Maté concluyó la 11ª etapa de la Vuelta a España 2019 en el pelotón principal. La victoria se resolvió en la fuga, que contó con un margen de 18:35″ con respecto al pelotón. Mikel Iturria (Euskadi Murias) sorprendió al resto de integrantes de la fuga con un ataque a 25 kilómetros para la llegada y se hizo con el primer triunfo de su equipo en esta ronda española. Por su parte, Maté, que no tuvo las mejores sensaciones, entró con el mismo tiempo del líder Primoz Roglic (Jumbo-Visma). Al cruzar la meta en Urdax, el marbellí afirmó no haber pasado un buen día.

«Hoy lo he pasado mal. Por el resultado de la etapa, a casi 20 minutos de la fuga, puede parecer que ha sido un día tranquilo para mí, pero todo lo contrario. La salida ha sido muy rápida y exigente y he acabado pasándolo mal. Espero encontrarme mejor mañana».