Luis Ángel Maté acabó una de las etapas más duras de la Vuelta a España 2019 con buenas sensaciones. El marbellí afirmó haberse sentido mejor en una jornada con hasta siete puertos de montaña. Entre ellos, el exigente final en los Machucos. Cofidis hizo una gran etapa pero los hombres de la general se disputaron el triunfo. Pogačar (UAE Team Emirates) fue el vencedor. Su compatriota Roglič (Jumbo Visma) y líder de la prueba, entró con el mismo tiempo y afianzó su liderato. Por su parte, Maté entró en solitario a 15:05″ de los ciclistas eslovenos. Al cruzar la meta, el costasoleño se mostró orgulloso del trabajo del equipo y contento con las sensaciones.

«Ha sido una buena etapa. Colocamos a Jesús por delante y nos dio protagonismo. Luego entre José y yo tratamos de ayudar Nico Edet que ha hecho una gran etapa aguantando con los mejores. Personalmente mis sensaciones han sido buenas así que me da moral para los próximos días y para seguir mejorando en esta Vuelta. Todavía queda mucho y podemos conseguir algo bonito».