Luis Ángel Maté va encontrando cada día mejores sensaciones. El marbellí se mostró activo durante la etapa y realizó el primer movimiento en esta ronda española. Cofidis no pudo colocar a ninguno de sus hombres en la fuga y Maté aprovechó un momento de caos provocado por un ataque de Education First para moverse en el Alto de San Lorenzo. Lamentablemente el movimiento no fructificó y Maté regresó al pelotón para ayudar a Edet, baza del equipo galo en la clasificación. El francés acabó conservando el 7º puesto en la general en la exigente subida a La Cubilla. La victoria de etapa volvió a resolverse en la fuga y Fuglsang (Astana) fue el más fuerte. Por su parte, Maté entró en un grupo de 13 unidades a 15:45″ del danés. En la cima de La Cubilla, el marbellí analizó la jornada previa al día de descanso.

«Estoy muy contento con las sensaciones. Ha sido un buen día por las montañas asturianas y pudimos defender el 7º puesto de Nico, que estuvo genial en la última ascensión. Hoy no pudimos colocar a nadie en la fuga y en el Alto de San Lorenzo aproveché una situación algo caótica para moverme. Las sensaciones cada vez son mejores, tenemos objetivos bonitos por los que pelear, así que toca aprovechar el día de descanso en Burgos y afrontar las últimas 5 etapas con la máxima ambición».