Luis Ángel Maté superó otra jornada sin contratiempos. El marbellí entró en el pelotón principal con el mismo tiempo del ganador, Sam Bennett (Bora-Hansgrohe). El campeón irlandés se impuso con mucha superioridad a sus rivales en una más que esperada llegada masiva en Alicante. Por su parte, Maté, que espera que sus condiciones mejoren con el paso de los días, afirmó haber vivido una etapa más difícil de lo que se podía intuir por el perfil.

«Estoy contento. Hemos pasado otro día, que por cierto no ha sido nada sencillo. Al contrario de lo que pueda parecer, en este tipo de etapas siempre hay mucha tensión y eso se acaba traduciendo en muchos nervios. Pero bueno, lo importante es que hemos evitado contratiempos y seguimos en carrera. En una vuelta de tres semanas no puedes despistarte ningún día, no hay días fáciles. Mañana todo apunta a que va a haber mal tiempo, así que hay que descansar bien y estar atentos para cerrar la jornada sin ningún susto».