El Team Cofidis de Luis Ángel Maté estuvo muy cerca del triunfo en el primer final en alto de la Vuelta a España 2019. Jose Herrada, que representó al conjunto francés en la escapada, finalizó tercero en el Observatorio Astronómico de Javalambre. La victoria de etapa fue para Ángel Madrazo (Burgos-BH) que sorprendió al conquense y a su compañero de equipo Jetse Bol. Por su parte, Luis Ángel Maté superó el primer final exigente relativamente bien. El marbellí entró buscando su ritmo a 19:01″ de Madrazo. El mejor de los favoritos fue Miguel Ángel López (Team Astana), que recuperó el liderato. Al cruzar la meta afirmó sentirse triste porque al equipo se le escapó una bonita oportunidad de triunfo.

«Ha sido una lástima porque Jose ha estado muy cerca. Nos vamos con mal sabor de boca porque pensamos que habíamos poder ganado la etapa pero ha hecho un gran trabajo y estamos seguros que tendremos otras oportunidades. A nivel personal, mejor de lo esperado. Contento por haber pasado el primero de los tres días complicados. Mañana es otro día duro y tocará sufrir de nuevo».