Luis Ángel Maté superó la jornada posterior al día de descanso sin contratiempos. El marbellí intentó guardar fuerzas para las próximas etapas y protegió a Nacer Bouhanni para el sprint. Sin embargo, el francés no pudo disputar la victoria y Viviani se adjudicó el triunfo. La jornada era totalmente llana, así que no hubo cambios en la clasificación de la Montaña, liderada por Maté con autoridad.

“Hoy ha sido un día relativamente tranquilo pero con bastante ritmo. Especialmente al final, que ha sido bastante nervioso. Nuestra baza para la etapa de hoy era Nacer, así que tratamos de protegerle para que llegase en buenas condiciones al final. Finalmente no se pudo ganar pero seguiremos trabajando. En lo personal intenté guardar fuerzas para los días que vienen que se presentan duros”.