Luis Ángel Maté conservó otro día más su liderato en la clasificación de la montaña y el Cofidis retuvo el maillot rojo en la Camperona. Tras varias jornadas ausente en las escapadas, el marbellí volvió a la acción y cogió una fuga muy numerosa con el objetivo de ayudar a Jesús Herrada en la Camperona. El marbellí consiguió coger 4 puntos en el Puerto de la Tarna y pese a que King (Dimension Data) le recortó su ventaja de 27 a 24 puntos, Maté todavía sigue al frente de la clasificación. La victoria de etapa fue para Oscar Rodriguez (Euskadi Murias) que sorprendió a Majka (Bora-Hansgrohe) y Teuns (BMC Racing Team) y alzó los brazos en la Camperona, donde Herrada fue capaz de mantener el liderato. Maté analizó esta dura jornada al cruzar la meta:

“Hoy ha sido una jornada muy exigente, donde se ha ido muy rápido pero pudimos cumplir con todo lo que teníamos previsto. Hemos disfrutado de ser líderes en una gran vuelta, cosa que no pasa todos los días y que hemos peleado muchísimo. Así que es un orgullo para el equipo Cofidis y lo hemos intentado defender con uñas y dientes. Personalmente estoy contento por haberme filtrado en la escapada y poderle echar un cable a Jesús en el final. Cuando ya había explotado todo, me he quedado con él hasta a falta de 500 metros para la meta. Ha sido un día estupendo, a recuperar y a pensar en la jornada de mañana que es durísima y nos tocará defender los dos maillots que tenemos. Estamos en una situación soñada y muy orgullosos del trabajo hecho”.