Luis Ángel Maté cumplió el objetivo del día: finalizar la etapa y seguir en la Vuelta antes de la jornada de descanso. El marbellí, que padece bronquitis, tiró de casta y finalizó en un grupo numeroso a más de media hora de Pinot (Groupama FDJ), que fue el vencedor en los Lagos de Covadonga. Al llegar a meta, Luis Ángel Maté afirmó estar muy contento por haber acabado la etapa después de las malas sensaciones en la jornada de ayer. Tras esta 15a etapa, el marbellí todavía lidera la clasificación de la montaña, aunque cada vez está más apretada. Maté conserva una ventaja de 7 puntos sobre De Gendt (Lotto Soudal) y 8 sobre King (Dimension Data).

“Ayer lo pasé muy mal. Durante la noche no tenía claro que hoy pudiera acabar la etapa y estoy muy contento por haberlo logrado. Aunque es cierto que sigo mal, me cuesta mucho respirar pero por lo menos he podido terminar y ahora voy a tratar de aprovechar el día de descanso y la contrarreloj para ver si puedo ir mejorando la salud”.