Luis Ángel Maté volvió a demostrar su fortaleza física y mental en uno de los días más duros de su carrera deportiva. El marbellí no consigue recuperarse de su bronquitis y finalizó otra etapa a la heroica. Thomas de Gendt (Lotto-Soudal) le arrebató el liderato en la clasificación de la montaña tras estar todo el día en la escapada. La victoria de etapa fue para Michael Woods (Education First – Drapac) que volvió a culminar otra fuga para su equipo en un final durísimo. Tras esta jornada, Maté admitió que el objetivo es llegar hasta Madrid si su salud se lo permite:

“Hoy he vivido una de las jornadas más duras de toda mi carrera deportiva. La salud no me acompaña y ahora solo tengo la cabeza un objetivo: llegar a Madrid. Aun así, me quito el sombrero con la afición vasca, la mejor del mundo. Solo tengo que deciros: Eskerrik asko por los ánimos”.