Luis Ángel Maté está un día más cerca de Madrid. El marbellí volvió a superar otra jornada pese a la bronquitis que sufre desde hace días. La victoria de etapa fue nuevamente para los fugados. Contra todo pronóstico, Wallays (Lotto-Soudal) ganó el pulso a los hombres más rápidos y culminó otra fuga en esta Vuelta. Por su parte, Maté realizó otro gran esfuerzo para acabar la etapa. Pese a los consejos del médico del equipo que le recomienda abandonar la Vuelta, Maté sigue firmo con su objetivo de llegar a Madrid.

“Ya queda un día menos para el final de la Vuelta. He sufrido mucho para llegar hasta aquí y voy a hacer todo lo posible para llegar a Madrid sea como sea”.