Luis Ángel Maté está a un paso de lograr algo que hace una semana parecía imposible: acabar la Vuelta a España. Pese a la bronquitis, el marbellí resistió todas las etapas y está a un paso de finalizar una Vuelta a España sensacional para el equipo. La victoria de la última jornada fue para Enric Mas (Quick•Step Floors) mientras que Yates (Mitchelton Scott) sentenció la general. Maté se mostró contento al cruzar la meta en la Gallina.

“Desde aquí ya puedo ver Madrid. Ha sido una lástima tener estos problemas de salud que me han impedido aprovechar todo el trabajo y el estupendo nivel de forma que tenía en esta Vuelta. Sin embargo estoy muy orgulloso de haber llegado a Madrid en estas circunstancias a pesar de los constantes consejos del médico de abandonar. Lo que parecía imposible está muy cerca de ser realidad”.