Luis Ángel Maté empezará una nueva temporada más en Mallorca. Un calendario bastante habitual, ya que el marbellí debutó en las Baleares en dos de las últimas tres temporadas. Sin embargo, en 2017 tuvo que pasar por el quirófano tras una caída en el Trofeo Serra de Tramuntana donde se fracturó la clavícula. El costasoleño ha afirmado que se encuentra con muchas ganas e ilusión de empezar otra temporada.

“Después de toda la pretemporada tengo muchas ganas de volver a ponerme un dorsal. Creo que llevamos un buen equipo con Jesús Herrada, que se encuentra en un muy buen estado de forma, así que el objetivo va a ser trabajar para él y buscar algún pódium”.

El ciclista de Marbella ha destacado que se ha sentido muy bien durante toda la pretemporada, que los números son muy buenos y que afronta con tranquilidad esta primera carrera de la temporada.  “Estoy muy contento con todo el trabajo realizado, así que ahora estoy deseando correr porque para eso entrenamos, para ponernos un dorsal y hacerlo bien”.

Maté ha destacado que el equipo pinta muy bien este año. El marbellí cree que el equipo se ha reforzado muy bien y que las dos concentraciones –una en diciembre y otra en enero- han ido geniales. “Además creo que hay muy buen ambiente y esto es muy importante para funcionar en carrera a lo largo de la temporada.

Después de Mallorca, donde seguramente va a competir en dos de las tres pruebas, Maté tiene previsto correr la Volta a la Comunitat Valenciana y el Tour de Omán, una carrera nueva para el ciclista de 34 años.