Luis Ángel Maté vivió una jornada más tranquila que la anterior. La poca dureza del recorrido, con apenas dos puertos de tercera categoría lejos de meta, hacía prever una llegada al sprint. Y así fue. Démare fue el más fuerte en la llegada a Martres-Tolosane. Por su parte, Maté entró en el pelotón principal con el mismo tiempo del vencedor. Valverde (Movistar Team) sigue líder de la prueba francesa. Al cruzar la meta, el marbellí analizó la jornada.

“La etapa ha ido bien. Ha sido un día tranquilo, hemos librado por suerte la lluvia y pasado bien el día. Mañana tenemos por delante un etapón en los Pirineos así que hay que descansar bien para llegar en las mejores condiciones”.