Luis Ángel Maté fue uno de los protagonistas de la última etapa de la Route d’Occitanie 2019. El marbellí formó parte de la escapada de la jornada junto a otros tres corredores (aunque posteriormente fueron cinco tras la llegada de Rolland y Gautier). Entre ellos hubo buen entendimiento y pusieron en jaque al pelotón. Sin embargo, en la parte final de la etapa, el Team Ineos acabó con sus esperanzas de triunfo y les neutralizó a solo 4 kilómetros para la llegada. Démare (Groupama FDJ) volvió a ser el más fuerte en otro final al sprint. Por su parte, Maté, que tuvo muy buenas piernas durante todo el día, finalizó 10º en meta con el mismo tiempo del vencedor.

La victoria de la general fue para Alejandro Valverde (Movistar Team). La ventaja conseguida en la primera etapa le sirvió para mantener el liderato de principio a fin de la prueba. Maté, contento con el rendimiento en la jornada de hoy, analizó la prueba:

“Me voy contento porque he acabado esta Route d’Occitanie con buenas piernas. Hoy entré en una buena fuga, en la que pusimos nervioso al pelotón. El trabajo fue muy bueno, hubo bastante entendimiento y fue una lástima porque con un poco más de margen nos hubiese valido para disputar la etapa. Sin embargo Ineos apretó y nos cazó en la parte final. No hemos podido conseguir ningún triunfo pero me voy contento con las sensaciones de este último día. Tocará pelear en los Campeonatos Nacionales”.