Luis Ángel Maté volvió a la competición en el Tour de California. Tras su participación en la Lieja-Bastoña-Lieja el pasado 28 de abril, el marbellí se volvió a poner un dorsal, aunque no lo pudo hacer en las mejores condiciones. Durante la semana pasada, Maté atravesó problemas en el estómago y estos últimos días entrenando en California no se ha encontrado al 100%. Pese a tener el cuerpo débil, el costasoleño hizo un gran trabajo para el equipo. Intentó colocar a Nacer Bouhanni para el sprint, aunque el francés no tuvo opciones. La victoria fue para Peter Sagan (Bora-Hansgrohe), que se impuso en Sacramento. Al cruzar la línea de meta, Maté valoró la primera jornada:

«No me encuentro muy bien después de haber estado malo toda la semana pasada. Hoy tocó trabajar para Nacer que tenía posibilidades de ganar aunque faltó rematar. Nos vamos contentos con el trabajo. Creo que el equipo trabajó bien y hay que seguir intentándolo. Mañana es un día muy duro y hay que ver como responde el cuerpo».