Luis Ángel Maté tuvo un buen susto en la parte final de la 5ª etapa del Tour de California. En los últimos 2 kilómetros, el marbellí sufrió una aparatosa caída aunque afortunadamente sin grandes consecuencias. El objetivo del equipo era pelear el triunfo con Bouhanni, su hombre rápido. Sin embargo, el francés no pudo pasar del octavo y la victoria se la llevó Ivan García Cortina (Bahrain Merida). El líder de la prueba al término de esta 5ª etapa sigue siendo Van Garderen (EF Education First). Maté analizó la jornada y explicó con detalle la caída:

«En la subida final esperé a Nacer porque había perdido unos metros en el puerto y el objetivo era ayudarle a entrar para que pudiera disputar la etapa. Sin embargo en el descenso me empotré contra un coche y me asusté mucho. El vehículo quedó destrozado y, por suerte, yo no tengo nada. Aun así estoy muy contento, primero, por no haberme hecho daño y segundo por las sensaciones. Quizá es el primer día que me he encontrado bien en lo que llevamos de prueba. Seguiremos peleando».