Luis Ángel Maté finalizó su primera participación en el Tour de Hungría. Una prueba que acaba con mal sabor de boca tras el mal día que vivió ayer en la etapa decisiva de la prueba. Sin embargo, tras la jornada de hoy el Tour de Hungría habría podido acabar de forma muy positiva para el equipo. Hofstetter se quedó muy cerca de la victoria (2º) en el último sprint donde se impuso Wouter Wippert (EvoPro Racing). El conjunto francés realizó una labor estupenda durante toda la jornada pero faltó rematar. Al concluir la última etapa, Maté hizo balance de su actuación.

“El balance es negativo. He tenido una oportunidad muy buena para hacer una buena general y tengo la sensación de que la he desaprovechado. Así que no estoy contento con el resultado, especialmente porque llegaba bien a esta prueba. Pero ayer no tuve piernas y no pude disputar. Ahora toca estar dos días en casa y a pensar en la Route d’Occitanie, el próximo objetivo”.