Luis Ángel Maté se reencontró con las buenas sensaciones. El marbellí ingresó en el pelotón principal en una jornada que se resolvió al sprint. Colbrelli (Bahrain Merida) fue el más rápido en Muscat y se llevó el triunfo. Por su parte, Jesús Herrada estuvo muy atento en la llegada y entró 10º sin sufrir contratiempos antes de la decisiva jornada de mañana en la Green Mountain. Al pasar la línea de meta, Maté valoró la jornada:

«Hoy me he sentido mejor y estoy contento. Mañana se va a decidir la general y quiero estar bien para ayudar al máximo a Jesús. Está muy bien y va a tener una bonita batalla con grandes rivales. Todo el equipo le vamos a arropar para intentar conseguir la victoria de etapa y la general. Llevamos trabajando muy bien estos días y sin duda creo que sería un bonito premio».