Luis Ángel Maté regresó a la competición después de finalizar una Vuelta a España muy especial. El marbellí admitió haber notado la falta de competición en una jornada que transcurrió muy rápido y que tuvo un final poco común. Gran parte de los favoritos, siguiendo las direcciones de la organización, tomaron el camino equivocado en una rotonda y perdieron todas las opciones de victoria. Roglič (Team Jumbo-Visma) demostró ser el más fuerte en Varese y consiguió el triunfo. Por su parte, Luis Ángel Maté afirmó que no fue el mejor día para el equipo pero espera que las cosas mejores de cara al jueves.

«Hoy ha sido una carrera muy rápida. Colocamos a Jose Herrada en la fuga, que hizo un gran trabajo y los demás intentamos hacerlo lo mejor posible en el grupo. Anthony Perez ha sido el que más lejos ha llegado. Es cierto que no ha sido nuestro mejor día pero toca pensar en la próxima carrera, la clásica Gran Piemonte».