Luis Ángel Maté regresó a la competición siendo protagonista. El marbellí formó parte de una victoriosa fuga. De Gendt (Lotto Soudal) demostró ser el más fuerte de la escapada y se impuso en solitario en Calella. El pelotón entró a 2:42 del belga, que se convierte en el primer líder de la prueba.

Maté aguantó con el belga hasta las duras rampas de Collformic (1a categoría). Los dos demostraron ser los ciclistas con más ritmo de la escapada ya que previamente soltaron a los otros cuatro integrantes. Sin embargo, De Gendt atacó en busca de una exhibición y Maté no pudo seguirle el ritmo. Al término de la etapa, el costasoleño hizo un balance de la etapa:

“Lo he intentado pero me he encontrado con De Gendt, que ha hecho una auténtica exhibición. Creo que es uno de los mejores corredores que hay en el pelotón, de los más fuertes y hoy lo ha vuelto a demostrar con su actuación. Así que solo queda seguir entrenando para mejorar”.