Luis Ángel Maté llegó con el grupo de los mejores en un final muy nervioso en Sant Feliu de Guíxols. El marbellí, que ayer estuvo casi toda la jornada en fuga, permanece en el Top 10 de una general todavía liderada por De Gendt (Lotto Soudal). La etapa de hoy se la adjudicó Michael Matthews (Team Sunweb), que se impuso con superioridad en un final duro.

La noticia negativa de la jornada fue la caída de José Herrada. El manchego tuvo que abandonar la prueba tras sufrir una fractura de clavícula. Al cruzar la línea de meta, Luis Ángel Maté lamentó su baja.

«José es un corredor muy importante para nosotros y una gran persona. Lamentamos mucho lo que le ha pasado tanto a nivel profesional como personal. Aquí queda demostrado lo cruel que llega a ser este deporte algunas veces. Llegaba muy bien de forma tras estar concentrados en Sierra Nevada y es una pena haber sufrido este contratiempo.  Desde ya le deseamos una pronta recuperación para que vuelva a estar con nosotros lo antes posible. 

Respecto a la etapa, ha sido un día muy duro y nervioso. Seguiremos peleando. La etapa de mañana es muy exigente y trataremos de estar delante».