Luis Ángel Maté concluyó su sexta participación en la Volta a Catalunya. El marbellí finalizó 18º en una general dominada por Miguel Ángel López (Team Astana). La última etapa fue muy rápida. El conjunto francés colocó a Jesús Herrada en una fuga muy peligrosa y el pelotón no quería sorpresas. Sin embargo, Formolo (Bora Hansgrohe) completó una exhibición personal y se adjudicó la última etapa de la prueba, el segundo triunfo parcial para los suyos. 

Pese a que faltó la victoria colectiva, Maté hace un buen balance de esta prueba. 

Nos vamos contentos. Es cierto que ha faltado un triunfo pero creo que hemos hecho un buen papel. Hay que tener en cuenta que el nivel ha sido altísimo y hemos estado allí peleando y las sensaciones han sido buenas. Ahora toca descansar y pensar en el G.P Miguel Indurain que será el próximo objetivo.