Luis Ángel Maté realizó una gran labor para Jesús Herrada, el hombre que está llamado a hacer una buena general para el conjunto francés. El marbellí le protegió durante todo el día para evitar que el manchego sufriera contratiempos y gastara lo mínimo para disputar la exigente llegada de hoy. Van Avermaet (CCC) fue el más rápido en el explosivo final en Chera tras 191 kilómetros de etapa. La general sigue liderada por Boasson Hagen (Dimension Data) y Herrada está a 24″ del noruego de cara a al crucial etapa de mañana. Maté valoró su actuación en la jornada de hoy al cruzar la meta.

“Estoy muy contento con la etapa. He tenido muy buenas sensaciones protegiendo a Jesús, que era una buena etapa para él. He estado con él todo el día y ha sido una lástima no haber podido disputar. Al final llegaron más velocistas de los que hubiésemos querido y no tuvimos el desenlace esperado. Contentos por no haber tenido contratiempos ni haber perdido tiempo de cara al final en alto de mañana que es donde se resolverá la general. Así que nos vamos a descansar con buena sensaciones”.