Luis Ángel Maté entró 19º en la etapa reina de la Vuelta a San Juan. Los abanicos fueron el principal protagonista de la jornada. A falta de 40 kilómetros, el pelotón quedó dividido en tres grandes unidades: la escapada, un grupo donde figuraban varios corredores del Team Cofidis, entre ellos Guillaume Martin, y el grupo del líder de la carrera, donde estaba Luis Ángel Maté. Sin embargo, ante la insistencia del Deceuninck – Quick-Step, la carrera se reagrupó en el último puerto. Flórez (Androni Giocattoli – Sidermec) se llevó la etapa y Evenepoel (Deceuninck – Quick-Step) mantuvo el liderato. Por su parte, Martin, baza del conjunto francés para la general, entró 4º y se adjudicó el liderato de la montaña. Al cruzar la meta, Luis Ángel Maté afirmó haber vivido una etapa muy dura por el viento.

«Hoy la jornada se ha hecho muy dura por los abanicos. Guillaume Martin estuvo peleando la etapa y además se enfundó el jersey de líder de la montaña. Estamos contentos con su rendimiento. Para nosotros no está siendo una prueba fácil, especialmente tras el abandono de Laporte. En la Vuelta a San Juan 2020 hay muchas llegadas al sprint y él era nuestra baza. De todos modos, estamos trabajando bien cada día y Piet está peleando con los más rápidos. Ahora vienen dos etapas que a priori van a resolverse en el sprint, pero habrá que estar pendientes del viento».