El Team Cofidis de Luis Ángel Maté estuvo muy cerca de conseguir la victoria en la primera etapa de la Vuelta al Algarve. El conjunto francés realizó un gran trabajo durante toda la jornada, pero Viviani fue superado por Jakobsen (Deceuninck – Quick-Step) en la llegada. Pese a que el objetivo era la victoria, Maté afirmó que el equipo no bajará los brazos y que seguirá peleando el triunfo hasta la última etapa.

“Ha sido una pena quedarse tan cerca de la victoria otra vez. El equipo ha trabajado bien para buscar la victoria pero no ha sido posible. Mañana es un final en alto y la próxima llegada al sprint será el viernes donde intentaremos ganar con Elia”.