Luis Ángel Maté y el Team Cofidis salvaron sin contratiempos una etapa en la que no tenían depositadas demasiadas esperanzas. El Alto da Fóia era un puerto demasiado exigente para una escuadra francesa que está enfocada en disputar las etapas con desenlace al sprint con su hombre rápido, Elia Viviani. Evenepoel (Deceuninck – Quick-Step) le volvió a brindar un triunfo al conjunto belga, tras la victoria de Jakobsen en la jornada de ayer. Al cruzar la meta, Luis Ángel Maté analizó la jornada y la importantísima etapa de mañana.

«Hoy era un día tranquilo para nosotros. El principal objetivo era evitar cualquier contratiempo. Somos realistas, hoy no teníamos nada que hacer en una etapa de estas condiciones teniendo en cuenta los rivales que hay en la Vuelta al Algarve, así que tocó guardar fuerzas. Mañana sí tenemos una oportunidad clara de victoria, y nos tocará trabajar mucho a todos para llevar a Elia a los últimos metros en las mejores condiciones».