Luis Ángel Maté salvó una jornada con mucho riesgo. La contrarreloj individual inicial de esta Vuelta al País Vasco tenía su miga. Con el asfalto mojado, los corredores tuvieron que extremar sus precauciones para poder completar los poco más de 11 kilómetros de lucha contra el reloj. Schachmann (Bora Hansgrohe) sorprendió a los favoritos en Zumárraga y se colocó como primer líder de la prueba. Por su parte, Maté, que no tomó riesgos, concluyó a 1:46″ del alemán. Tras sus primeros kilómetros en tierras vascas, Maté valoró la jornada:

«Estoy contento porque he podido salvar el día. El objetivo de hoy era pasar sin percances la contrarreloj que se puso muy peligrosa por la lluvia. Mañana empezamos nuestra carrera y esperaremos estar por delante en una etapa con un final complicado por los caminos».