Luis Ángel Maté finalizó sin contratiempos otra jornada complicada. El marbellí entró a 9” del líder Schachmann (Bora Hansgrohe), que repitió triunfo y amplió su liderato con autoridad en un final accidentado. En los últimos kilómetros se produjo una caída bastante numerosa en la parte delantera del pelotón que acabó afectando a varios de los favoritos. Por suerte, ningún Cofidis se vio involucrado y la escuadra francesa acabó la jornada con todos sus efectivos. Al cruzar la meta, Maté valoró el trabajo de los suyos:

“No pudimos colocar a ninguno de nuestros hombres en la escapada que era nuestro primer objetivo pero el equipo trabajó muy bien. Sabíamos que el final iba a ser peligroso, había sido una jornada muy nerviosa y estuvimos rodando todos delante para evitar contratiempos. Siempre es duro ver caídas así. Espero que ningún ciclista haya sufrido graves consecuencias y que mañana podamos estar todos los que hemos estado hoy en la salida haciendo lo que más nos gusta”.