Luis Ángel Maté concluyó con buenas sensaciones una Vuelta al País Vasco realmente dura. El marbellí entró 26º en Eibar a 8:53″ de Adam Yates (Mitchelton Scott), vencedor de la última etapa. Los últimos kilómetros de la ronda vasca también comportaron cambio de líder. Buchmann (Bora Hansgrohe) no aguantó el ritmo de los mejores e Izagirre (Astana) se coronó campeón en la prueba de casa. Por su parte, Maté analizó el rendimiento individual y colectivo en esta Itzulia.

“Ha sido una prueba muy dura. Se ha corrido con mucho ritmo todos los días. Hemos intentado pelear por alguna etapa pero no ha sido posible. Me voy de aquí con buenas sensaciones. Creo que la condición es buena y espero que tras esta Itzulia siga siendo todavía mejor. Hay que seguir con esta actitud para pelear una victoria. Los próximos objetivos son las clásicas belgas”. 

El marbellí estará presente en la Flecha Brabançona, la Flecha Valona y la decana, la Lieja-Bastoña-Lieja.