Luis Ángel Maté superó una jornada fría y lluviosa en el País Vasco. El marbellí finalizó a 56″ de un intratable Schachmann (Bora Hansgrohe), que consiguió su triplete particular en la ronda vasca, a parte de consolidar todavía más su liderato. El Cofidis salió muy activo desde inicio. Trató de colocar a Jesús Herrada y Nico Edet en la fuga. Pese a las múltiples insistencias, la escapada se fue sin ningún hombre de la escuadra francesa, aunque posteriormente no llegaría a buen puerto. Al llegar a Arigorriaga, Maté afirmó haber vivido un día duro por las condiciones.

“Hoy ha sido un día durísimo por el frío y la lluvia. Como cada día, tratamos de tener representación en la fuga de la jornada pero no fue posible. Luego vivimos otra carrera y personalmente intenté estar con Anthony Pérez, que es el hombre que es nuestro mejor hombre en la general. Sabemos que quedan dos jornadas muy duras, pero son dos oportunidades para nosotros. Trataremos de correr como siempre, al ataque e intentar acabar esta prueba de la mejor manera posible”.